Open Innovation es Transformación (II)

De cómo la colaboración abierta y la organización en comunidades rompen barreras sin pedir permiso.

El ordenador personal primero e Internet después han permitido reunir un enorme talento en muy poco tiempo para desarrollar nuevos modelos de colaboración, sistemas operativos y aplicaciones. Gente deseosa de romper las barreras que imponían el aislamiento y la distancia. El resultado ha sido realmente explosivo, generando un entusiasmo de comunicación increíble. Todo el mundo se ha sentido atraído y participe de ‘la revolución del usuario’.

Cada uno tiene la fuerza que es capaz de movilizar, sin fronteras ni horarios, a la velocidad de las telecomunicaciones. Se puede interpretar como un nuevo renacimiento a la velocidad de la luz. Antes de estos 20 años luminosos la evolución de las TIC era previsible, dirigida por un puñado de marcas históricas que controlaban el ritmo de innovación de las mayores empresas y administraciones. El secreto de la alucinante transformación ha sido la disponibilidad de una plataforma desde la que poder operar conjuntamente, compartiendo proyectos y conocimientos, sumando competencias y habilidades, y en definitiva, liberando de las reglas impuestas por el oligopolio existente a los cerebros más brillantes. Un cambio espectacular, sólo posible uniendo mentes abiertas e innovadoras al servicio de la comunidad.

Durante este último ciclo de las TIC se han transformado por completo los modelos de relación entre personas, de hogares y de negocios de forma determinante, a través de deferentes ‘drivers’:Internet, comunicaciones de banda ancha, digitalización, Web 2.0, Smartphone, etc. Paralelamente también se han ido desarrollado los famosos ecosistemas que tratan de monetizar esa revolución, con Apple y Google a la cabeza. Era lógico y necesario ‘aterrizar’ en formato negocio tanto sueño altruista. Al fin y al cabo, la monetización también alimenta a la innovación. Por esta razón, nunca podremos olvidar a uno de los personajes más significativos de nuestro tiempo, Steve Jobs, cuya irresistible fuerza innovadora se basaba en su creencia en sí mismo para aterrizar las ideas más brillantes.

Esa necesaria monetización marca un nuevo cambio de ciclo, en muchos sentidos. Y el más ilustrativo es el modelo cloud, el último órdago del sector TIC. Un nuevo modelo de gestión TIC que va a transformar la sociedad recreando el mundo de los negocios. Nuevamente nada volverá a ser igual. Para bien y para mal, pero una nueva y profunda transformación está en marcha. Se trata de desacoplar definitivamente la gestión de los negocios de la gestión de la tecnología. Son las TIC como servicio. Está en desarrollo y queda mucho trabajo por hacer, pero el modelo favorece la rapidez, la simplicidad y las economías de escala.Nuevas oportunidades, nuevos actores y nuevos modelos de negocio: grandes ecosistemas constituidos por pequeños elementos superespecializados.

Pero atención, porque debido a la crisis financiera, este cambio de ciclo viene acompañado de otro cambio muy inquietante: gran parte de las empresas cotizadas se están gestionando principalmente para retener a los accionistas, pagando en dividendos lo que antes dedicaban a innovación, es decir, sacando a los clientes del foco. Atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *